Tres aspectos sobre el agroturismo: función, cultura y personalidad.

El agroturismo es empleado como una estrategia para desarrollar nuevos mercados. Las zonas agrícolas, pecuarias y forestales así como destinos de ecoturismo, turismo indígena y comunitario lo usan con la intensión de conseguir más clientes. En este post comentaré cómo esta forma de turismo es empleada en espacios productores de bienes agropecuarios y forestales.

El agroturismo y las zonas productoras de vino

El agroturismo es especialmente desarrollado dentro de viñedos y eso no es obra del azar. Cincuenta años atrás existían pocas zonas productoras de vino, entre las cuales destacaban Rioja, la Rivera del Duero, Budeos, Borgoña y los Valles de California. Sin embargo, hoy por hoy la producción vitivinícola se ha expandido hasta alcanzar espacios “exóticos” como Vietnam, algo quizás inimaginable hace medio siglo. Un consumidor deseoso de beber vino puede escoger entre opciones provenientes de cualquier continente. Esto supone una gran competencia para las empresas productoras de vino, por eso en sitios como Rioja se ha desarrollado una estrategia que coordina a gran cantidad de empresas y sectores para motivar la llegada de turistas para que realicen el consumo del vino in situ, es decir, en la Rioja misma.

El video hospedado en el siguiente enlace aporta algunas ideas interesantes sobre la forma en la cual se construye y promociona un producto de agroturismo. Te invito a mirarlo.

¿Qué podemos aprender de este video?

1) Para desarrollar un producto agroturístico se requiere, preferentemente, la presencia de una cultura agrícola, pecuaria o forestal. Esa cultura es la base del atractivo, aporta singularidad y autenticidad.

2) El agroturismo es cuestión de personalidades. Me refiero a la personalidad del producto y a la personalidad del mercado. ¿Te imaginas una zona productora de papas (patatas) proyectando una imagen de destino para el romance? “San Bartolo. La tierra de las patatas. Ven a descubrir el romance”. Hay que pensar con sensatez sobre este aspecto, pensar en la identidad del producto agrícola, pecuario o forestal que tenemos y a partir de ahí explorar las oportunidades del mercado, investigar, diseñar el producto y promocionarlo.

Hay mucho por hablar sobre este tema. Por el momento paramos aquí. Te invito a reflexionar sobre este post, a compartirlo y comentarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s