¿Los académicos ayudan al desarrollo de las empresas de turismo indígena? Parte 1.

La función de los académicos universitarios tiene que ser vital para la sociedad, especialmente para grupos sociales que requieren conocimientos específicos para promover su desarrollo. En este post veremos que los académicos, los gobiernos y las empresas comunitarias indígenas deben corregir algunas conductas para potenciar los beneficios para el turismo indígena.

Primer problema: Publicar en revistas científicas de pago o en revistas científicas de libre acceso

Yo soy académico, he trabajado en dos universidad mexicanas y en un par de universidades europeas y todo el tiempo mis colegas me invitan a publicar en revistas científicas muy prestigiosas que se editan en inglés. “Si publicamos los resultados de la investigación en esta revistas ganaremos prestigio internacional”. Eso es lo que siempre me dicen.

El problema es que si publico mis trabajos en esas revistas pocas personas los van a leer. ¿Por qué? Porque no son artículos de acceso gratuito. Si tú o tus compañeros quieren leer un artículo publicado en esas revistas tendrán que pagar de 15 a 20 dólares. ¿Tienes ese dinero?, ¿tienes una tarjeta de crédito para hacer el pago en Internet?, ¿quieres gastar ese dinero para poder leer 20 páginas?

Vivimos en la “Era de la información” y pienso que todos los académicos que investigamos sobre temas de turismo indígena deberíamos publicar en revistas científicas que permiten el libre acceso a los artículos. Además deberíamos escribir los artículos en un idioma accesible para los empresarios indígenas.

Primera acción que debe emprender el gobierno

Señalar que es una obligación de los académicos que laboran en universidades estatales y autónomas publicar los resultados más importantes de sus investigaciones en revistas de acceso libre (conocidas como revistas Open Acces) editadas en español.

Primera acción que deben emprender los empresas comunitarias indígenas

Contactar a los editores de las revistas Open Acces especializadas en turismo y hacer la solicitud de que se publique un número especial de la revista en el que se de respuesta (incluyendo consejos prácticos) a los principales problemas que afectan a las empresas indígenas.

Será mejor si esa solicitud la exponen simultáneamente varias redes de empresas indicando los problemas a los que se enfrentan.

Cualquier editor sensato tomaría enserio la solicitud y haría un llamado a la comunidad de académicos para publicar artículos de investigación en donde se de respuesta a los problemas planteados por las propias empresas de turismo indígena. Al cabo de un año (sí, es un proceso lento) ó quizás dos, seguramente se obtendría la información deseada por las empresas y lo mejor: sería gratuita.

Un ejemplo:

Imaginemos que se desconoce si las actividades recreativas que ofrecen las empresas de turismo indígena son suficientemente atractivas para atraer clientes (ese es el problema). E ese caso se podría contactar al editor de una revista especializada en temas de mercadotecnia turística y solicitarle que publicara artículos sobre el reconocimiento del perfil del cliente, diseño de productos, promoción, etc. Hay otras revistas especializadas en temas ambientales, culturales y sociales que pueden ayudar a resolver otros problemas a los que se enfrentan las empresas de turismo indígena

¿Y dónde encontramos esas revistas?

Todas aparecen en la siguiente página de Internet. Haz “click” encima del enlace. Desde ese listado puede acceder a la página de Internet de cada revista en donde seguramente se encuentran los datos de contacto de los editores.

http://www.latindex.unam.mx/buscador/ficTema.html?clave_tema=125&nivel_tema=5.1&opcion=1

Primera acción que deben emprender los académicos

Solicitar a los gobiernos y a las universidades que valoren de manera diferente la productividad científica y que se premie a aquellos académicos que publiquen, en revistas Open Acces, resultados de investigaciones que sirvan para resolver problemas.

Una historia para finalizar este post

Un día entré a la oficina de un colega investigador. En una pared de su oficina estaban colgados todos sus títulos académicos y en la otra estaban colgadas las portadas de los 30 artículos que le habían publicado en revistas científicas de pago. Yo estaba sorprendido por el nivel de fanfarronería de mi colega. Cuando lo miré al rostro él se sonrío complacido. Entonces le pregunté “¿La información en esos artículos ha permitido mejorar la vida de las personas?” No me contestó.

Te invito a reflexionar sobre los contenidos de este post, a tomar acciones y a dejar aquí tus comentarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s