Errores en la capacitación de guías indígenas de turismo.

El tema de la certificación y actualización de guías es vital para mejorar la imagen de los destinos turísticos. Sin la capacitación adecuada, las/los guías pueden convertirse en las “ovejas negras” de la experiencia turística.

Definitivamente ser guía especializado no es sencillo primero porque se debe tener un nivel mínimo de conocimiento sobre la cultura y la naturaleza, habilidades técnicas específicas y de comunicación preferentemente en varios idiomas, saber de interpretación, primeros auxilios y, además, tener mucho “hígado” y  cerebro para resolver cualquier tipo de problema desde insolaciones, ataques de miedo, dietética y búsqueda de gente extraviada.

Por todo ello se ha establecido una norma para certificar el trabajo de los guías especializados de turismo (NOM-09-TUR). Sin duda una medida pertinente para fortalecer al turismo. ¿Pero qué pasa con los guías en comunidades indígenas?, ¿es coherente pensar que la certificación de los guías comunitarios se puede implantar bajo los términos de la norma oficial correspondiente?

Para ser guía certificado hay que estudiar un diplomado que suele tener una duración de 6 meses, hacer una tesina, comprobar el dominio de al menos una lengua diferente al español, contar con entrenamiento en primeros auxilios y demostrar dominio relacionado con las actividades que se ofrecerán a los turistas. Nada sencillo para personas que por generaciones se han dedicado a las actividades primarias: agricultura, ganadería, aprovechamiento forestal, pesca, etc.

La solución obvia sería ofrecer cursos específicos para que los pobladores de las comunidades aprendan lo mínimo indispensable: manejo de grupos, liderazgo, interpretación, primeros auxilios, etc. Hasta aquí vamos bien.

El problema se presenta cuando se da la capacitación.

Hablaré sin miramientos: he visto como algunos capacitadores de las instituciones públicas encargadas del turismo dan entrenamiento en las comunidades sin tomarse la mínima molestia de adaptar el modelo didáctico ni los materiales.

Una vez ví que a un grupo de mujeres de una comunidad le explicaban la definición del liderazgo mientras se proyectaba una película de gladiadores. Después se utilizaron 40 diapositivas en formato .PPT para explicar el resto del tema (algunas de esas diapositivas tenían más de 10 renglones de información). Para colmo no hubo práctica.

A mi no me parece lógica esa manera de “capacitar”. De hecho me parece una SIMULACIÓN. En las comunidades indígenas el conocimiento se transmite tradicionalmente mediante charlas cara a cara, sin medios audiovisuales de por medio, en las comunidades se aprende con la práctica, no con clases 100% conceptuales.

Imagen

No es lo mismo explicar qué es el liderazgo en el turismo a profesionales con grados técnicos o universitarios que trabajan en hoteles de ciudad y costa, que hacerlo a mujeres y hombres que han nacido y crecido en comunidades rurales e indígenas. Eso es obvio, ¿no?

Los encargados de las áreas de capacitación de las instituciones públicas al frente del tema turístico deben esforzarse por hacer los cambios pertinentes. Si se ignora esta realidad, se despilfarran un montón de recursos: el tiempo de nuestras compañeras y compañeros indígenas, el presupuesto público y el esfuerzo… peor aún, no se contribuye a mejorar la experiencia del turista.

Una propuesta:

Necesitamos establecer modelos más participativos de capacitación. Para ello dos sugerencias.

1) Hay que cambiar el esquema de capacitación “pisa y corre”, me refiero a los cursos cortos de 2 a 4 horas. El capacitador debería estar “orbitando” como satélite por temporadas largas alrededor de las empresas comunitarias para entrenar, verificar y corregir la actuación profesional de las personas que atienden a los clientes.

2) Involucrar a académicos del turismo que laboran en escuelas técnicas y universidades públicas. Ello facilitaría la VINCULACIÓN academia-empresa indígena y la ampliación del número de capacitadores.

En nuestro país muchas veces la educación es una simulación, por eso nos va tan mal en las evaluaciones de la OCDE. No reproduzcamos ese mismo escenario en las comunidades, seamos respetuosos y, ante todo, responsables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s