Un problema respecto a las verificaciones para certificar centros de turismo indígena.

Desde hace más de una década en varios países de América Latina los gobiernos han invertido mucho dinero en el desarrollo de proyectos turísticos en comunidades indígenas. Después de varios años en los que se han invertido fondos públicos lo que ahora importa es verificar que las empresas creadas trabajen bien.

En el caso de México las autoridades, por medio de la Norma Oficial Mexicana (NOM) 133-AA-SCFI-2006, han determinado que las empresas que no logren certificarse como “sustentables” perderán la oportunidad de recibir apoyos futuros por parte del gobierno.

Imagen

En los procesos de certificación de una empresa turística siempre hay 4 elementos que interactúan:

1) Una norma oficial que señala los aspectos que las empresas deben cumplir para recibir la certificación. Entre los aspectos contemplados figuran algunos como las características en cuanto a instalaciones, procedimientos de gestión empresarial que deben realizarse, manejo de residuos generados por el turismo, etc.

2) Los términos de referencia cuya función es indicar, en lo particular, las cosas que deben comprobar las empresas para cada aspecto que señala la norma. Por ejemplo: “En relación con las instalaciones se deberá contar con una oficina de recepción con al menos un área de 80 m2 dotada con un espacio para que los clientes depositen sus equipajes, sala de espera con sillas o sillones, sanitarios para hombres y mujeres. La construcción deberá contar con un sistema de captación de agua pluvial y, al menos, dos paneles de 250 watts cada uno para captar energía solar o, en su defecto, un generador de energía eólica capaz de producir hasta 500 KWh por mes.”

3) Agencias verificadoras privadas encargadas de corroborar el cumplimiento de los términos de referencia por parte de las empresas turísticas y

4) Las empresas de turismo que se desean certificar.

La verificación para optar por una certificación debe ser un proceso sencillo de entender y de llevar acabo, sin embargo en los hechos se presentan algunos problemas. En esta ocasión hablaré de uno que me parece muy importante:

El problema: Los términos de referencia NO siempre son claros

Un error común es que la norma oficial se escriba y no se clarifiquen los términos de referencia asociados a ella. Pongamos un ejemplo:

En el caso de la NOM-133-AA-SCFI-2006 se exige que los centros turísticos cuenten con planes de interpretación del patrimonio y no se especifica qué elementos debe tener un plan de ese tipo, es decir, no se dan los términos de referencia.

Esto ha traído dos consecuencias negativas para las empresas de turismo indígena:

La primera consecuencia es que algunos consultores se aprovechen de la situación y elaboran documentos que sin ser técnicamente planes de interpretación del patrimonio los venden a las empresas comunitarias por cuantiosas sumas de dinero. Cuando la  agencia verificadora revisa los supuestos planes de interpretación del patrimonio evidentemente determina que la empresa turística en cuestión no cumple con los términos de referencia porque el supuesto plan está elaborado de manera errónea. Esta situación puede provocar que las empresas no consigan el puntaje necesario para certificarse.

La segunda consecuencia es que al no haber términos de referencia establecidos por la norma oficial, las agencias verificadoras definen según sus propios criterios los términos que ellas creen son los correctos. Esto es un ERROR mayúsculo. Es una incoherencia. ¿Por qué una norma oficial dictada por el gobierno va a ser certificada con base en los términos de referencia que designa una agencia verificadora privada?

El problema que hemos visto en centros turísticos indígenas de varios sitios de México es que las agencias verificadoras no indican a las empresas indígenas los términos de referencia que serán utilizados durante las verificaciones. Y esto es grave por dos razones. Primero, porque las empresas comunitarias no saben con claridad qué es lo que deben comprobar ante el verificador y segundo, porque el verificador puede manejar términos de referencia incorrectos. Pongo un ejemplo: un verificador que quizás nunca ha hecho un plan de interpretación del patrimonio criticó el trabajo de una comunidad porque, según él, el uso de la “secuencia” en los mensajes no era una técnica de interpretación. Tuvimos que enviarle una respuesta por escrito indicando bibliografía especializada en donde expertos en la materia señalan que la secuencia es una técnica usada por la interpretación del patrimonio para dar coherencia y continuidad a los mensajes que se comparten con los visitantes a lo largo de las rutas.

¿Qué aprendemos de todo esto?

Que los procesos de certificación no son perfectos y que la falta de precisión en ellos debe corregirse para evitar que malos consultores se aprovechen. Además, los términos de referencia deben ser definidos por especialistas y no, sobre la marcha, por agencias verificadoras. Esto exige que los gobiernos pidan opinión a expertos en cada una de las áreas que se certifican bajo la norma.

En el caso de México actualmente se debate un nuevo proyecto de NOM-133. En este contexto es aconsejable que se convoque a especialistas en arquitectura, energía, protección civil y turismo para definir los términos de referencia para el apartado de “instalaciones”. Y así, según la naturaleza de cada sección de la norma, convocar a otros especialistas para definir el resto de los términos de referencia.

Si la norma es oficial, soy de la opinión que no tendría que ser verificada por empresas privadas. En todo caso la verificación debería correr a cargo de organismos compuestos por representantes de las instituciones gubernamentales vinculadas al tema, de las empresas indígenas y expertos asociados a los campos que verifica la norma.

Anuncios

2 pensamientos en “Un problema respecto a las verificaciones para certificar centros de turismo indígena.

  1. Por algún motivo razón o circunstancia caí en la pagina… confieso que la deje abierta en el navegador por tres días, di una leída somera para después leer bien las entradas… sorpresa!! No había revisado quien es el autor!
    Muy buena entrada… la pregunta sigue sin resolverse ¿Quien certifica a los certificadores?

    • Hola Leo,

      Tu pregunta me hace suponer que, al igual que yo, has detectado errores en el trabajo de los verificadores/certificadores. No es para escandalizarse porque es de humanos equivocarse, pero cuando se invierte dinero público en la contratación de un proceso de verificación para optar a una certificación, ese tipo de incidentes son harto desagradables y dejan mucho a la imaginación. Cada certificación tiene su matiz y si se opta por un sello de una empresa privada estoy de acuerdo que el verificador/certificador sea un empleado de la empresa que se inventó la certificación, así como las variables e indicadores a ella asociados; ¿quién mejor para verificar que el creador del sello?. Pero cuando se trata de una certificación asociada a una norma oficial las cosas deberían manejarse mediante un esquema público. ¿Por qué no dejar el proceso en manos de entidades como la AMIT o la RICIT? Eso permitiría el trabajo colegiado de especialistas sobre cada área a certificarse, facilitaría la vinculación Universidad-Empresa y el dinero que costase el proceso sería una entrada extra para las instituciones. Imagina que en los procesos de verificación las y los académicos involucraran al alumnado. Imagina que al detectarse no conformidades enseguida académicos y alumnos dieran asesoría y acompañamiento para resolver las inconsistencias. Piensa en la experiencia que ello implicaría para esas chicas y chicos en periodo formativo, y el beneficio que supondría para las empresas, sobre todo aquellas que se gestionan de manera comunitaria. ¿Por qué no dejar al “liberalismo” de lado, darle una buena patada, y optar por una alianza Gobierno-Redes Académicas-Empresas que puede generar un montón de externalidades positivas? Al igual que tú, tengo un montón de preguntas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s